Rinitis crónica, tratamiento y solución en 15 minutos

¿Sientes tu nariz irritada y vives con un constante picor y sensación de congestión? Si te encuentras lidiando con estos síntomas constantes, podría tratarse de rinitis crónica. No te preocupes, en Clínica Zigomat estamos aquí para contarte todo sobre esta afección y ayudarte a rebajar los síntomas en muy poco tiempo.

¿Qué es la Rinitis crónica?

La rinitis crónica es una inflamación persistente de la mucosa nasal. Esta condición es más que un simple resfriado que dura unos días, se trata de síntomas que persisten durante semanas o incluso meses. Se origina cuando el revestimiento interno de la nariz se inflama debido a un agente irritante, ya sea un alérgeno (sustancia que provoca una reacción alérgica) o por otros factores no alérgicos.

Tipos de rinitis

La rinitis puede clasificarse en varios tipos, dependiendo de su causa:

  • Rinitis alérgica: Esta es la forma más común de rinitis y es causada por una reacción alérgica a sustancias específicas, como el polen, ácaros del polvo o el pelo de las mascotas. Se puede presentar de forma estacional, como la rinitis estacional (por ejemplo, fiebre del heno) o durante todo el año, denominada rinitis perenne.
  • Rinitis no alérgica: No se origina por alérgenos. Puede ser desencadenada por factores como cambios en el clima, olores fuertes, infecciones o medicamentos, entre otros. Un subtipo común es la rinitis vasomotora, que se produce cuando los vasos sanguíneos en la nariz se expanden, llevando a la congestión.
  • Rinitis mixta: Es una combinación de rinitis alérgica y no alérgica, lo que significa que una persona puede tener síntomas desencadenados tanto por alérgenos como por otros irritantes no alérgicos.
  • Rinitis medicamentosa: Es causada por el uso prolongado de ciertos medicamentos, especialmente aerosoles nasales descongestionantes. Al dejar de usarlos, los síntomas generalmente desaparecen, aunque requieren de un tratamiento de deshabituación para habituar al organismo.

rinitis alérgica

Síntomas de rinitis

Los síntomas de la rinitis varían según el tipo, pero en general, incluyen:

SíntomaDescripción
Congestión nasalSensación de obstrucción en las fosas nasales que dificulta la respiración por la nariz.
Secreción nasalProducción excesiva de moco, que puede ser claro o espeso, y a veces puede gotear por la parte posterior.
EstornudosSecuencia repetida y a menudo en ráfagas, especialmente después de la exposición a alérgenos.
Picor en la narizSensación molesta que provoca la necesidad de rascarse o frotarse la nariz.
Ojos llorososAumento de la lágrima, especialmente en rinitis alérgica debido a la reacción a alérgenos.
Picor en los ojosSensación irritante en los ojos, a menudo acompañada de enrojecimiento.
Tos secaTos irritativa sin producción de moco, a menudo causada por goteo postnasal.
Dolor o presión facialSensación de pesadez o molestia en la cara, especialmente en la zona de los senos paranasales.

Tratamiento de la rinitis crónica en 15 minutos

La medicina moderna ha avanzado a pasos agigantados, ofreciendo tratamientos más eficientes y rápidos para diversas afecciones. Dentro de estas innovaciones, la rinitis crónica, una de las patologías más frecuentes en otorrinolaringología, no se queda atrás.

Existen procedimientos mínimamente invasivos que, bajo las condiciones adecuadas, pueden ofrecer alivio en tan solo 15 minutos. Uno de estos es la radiofrecuencia, que mediante el uso de ondas de radio, reduce el tamaño del tejido inflamado en los cornetes nasales. Esta técnica, además de ser rápida, es eficaz y produce una notable mejoría en la respiración del paciente con mínimas molestias.

La importancia de un diagnóstico temprano

síntomas de rinitis de cornetes con radiofrecuencia

La rinitis crónica, ya sea por alérgenos, irritantes o cualquier otra causa, puede ser más que una simple molestia. A largo plazo, puede afectar la calidad de vida, el sueño y también puede llevar a complicaciones más graves como sinusitis crónica o poliposis nasal.

Detectar y tratar la rinitis en sus primeras etapas es muy importante. Un diagnóstico temprano permite una intervención oportuna, evitando que la enfermedad progrese o se agrave. Esto se traduce en un tratamiento menos invasivo, una recuperación más rápida y, sobre todo, una mejor calidad de vida para el paciente. Además, el diagnóstico temprano puede ayudar a identificar y evitar los desencadenantes específicos, como alérgenos o irritantes ambientales, reduciendo así la aparición de síntomas.

Procedimientos rápidos y eficaces

  1. Inmunoterapia: Consiste en la administración gradual de alérgenos para acostumbrar al sistema inmunológico y reducir la sensibilidad a estos. Es especialmente efectiva en rinitis alérgica.
  2. Corticosteroides nasales: Estos sprays reducen la inflamación en el interior de la nariz y son una primera opción para el tratamiento a largo plazo.
  3. Antihistamínicos: Estos medicamentos contrarrestan la acción de la histamina, una sustancia química liberada en el cuerpo que causa síntomas alérgicos.
  4. Descongestionantes nasales: Ayudan a reducir la hinchazón en la nariz y a abrir las vías nasales, facilitando la respiración. No obstante, no deben utilizarse más de 4 o 5 días, ya que generan habituación y, aunque el paciente siente un alivio puntual, a la larga, la sensación de obstrucción es aún más intensa.
  5. Lavados nasales: La solución salina puede ayudar a limpiar alérgenos e irritantes de las vías nasales.
  6. Cirugía: En casos graves donde otros tratamientos no son efectivos para la rinitis crónica, se puede considerar la cirugía para reducir el tamaño de los cornetes o para corregir problemas estructurales en la nariz. También se utiliza para extirpar pólipos y ampliar los conductos de ventilación sinusales. Se hace mediante cirugía endoscópica, por dentro de la nariz y sin incisiones.
  7. Terapia con láser: Se utiliza para reducir el tamaño de los cornetes, mejorando la obstrucción nasal.
  8. Tratamiento con radiofrecuencia: Similar al láser, esta técnica usa energía de radiofrecuencia para encoger los cornetes.
  9. Esteroides orales o inyectables: En casos graves o cuando otros tratamientos no funcionan, estos medicamentos pueden ser útiles. Sin embargo, no están destinados a un uso a largo plazo debido a efectos secundarios potenciales.
  10. Identificación y evitación de alérgenos: En caso de padecer una rinitis crónica por alérgenos, y una vez identificados los alérgenos específicos, se pueden tomar medidas para evitarlos y reducir los síntomas.

Consejos para prevenir y aliviar los síntomas en casa

La rinitis crónica, aunque resulta muy molesta, es manejable y se puede hacer más llevadera con las medidas adecuadas. Desde la especialidad de otorrinolaringología en Clínica Zigomat te ofrecemos una serie de recomendaciones para aliviar los síntomas y mejorar tu calidad de vida.

Cambios en el estilo de vida

Uno de los primeros pasos para manejar la rinitis, especialmente la rinitis alérgica, es identificar y evitar tus alérgenos específicos. Por ejemplo, durante la temporada de polen, es recomendable mantener las ventanas cerradas y usar gafas de sol cuando estés al aire libre.

Además, el humo del tabaco puede intensificar los síntomas de la rinitis, por lo que debes evitar fumar y también el humo de segunda mano. Limitar el consumo de alcohol también es beneficioso, ya que puede dilatar los vasos sanguíneos en la nariz y causar congestión. Asimismo, es bueno estar atento a los cambios bruscos de temperatura, ya que pasar del frío extremo al calor puede desencadenar todos los síntomas que hemos comentado sobre la rinitis crónica.

Remedios caseros y naturales

Hay varios remedios caseros que te pueden ayudar a aliviar los síntomas rápidamente y que son muy fáciles de conseguir:

  1. Solución salina: Realizar lavados nasales con solución salina puede ayudar a limpiar los alérgenos e irritantes y mantener las fosas nasales húmedas.
  2. Infusiones calientes: Las bebidas calientes como la manzanilla o el té verde pueden ayudar a aliviar la congestión nasal.
  3. Aceites esenciales: Aceites como el eucalipto y la menta ayudan a abrir las vías respiratorias cuando se inhalan.

tratamiento rinitis

Humidificadores y purificadores de aire

La calidad del aire en tu hogar es crucial. Durante los meses secos, un humidificador puede mantener el aire húmedo, lo que previene la sequedad en las vías nasales y puede aliviar la congestión. Eso sí, es esencial mantener estos dispositivos limpios para evitar la propagación de microorganismos.

Por otro lado, si eres particularmente sensible a partículas como el polvo o el polen, un purificador de aire puede ser una inversión valiosa, ya que elimina estas partículas, proporcionando un ambiente más limpio y saludable.

Solución de la rinitis crónica en Clínica Zigomat

Si la rinitis crónica está afectando tu calidad de vida, no estás solo y hay soluciones disponibles para ti. En Clínica Zigomat, contamos con especialistas dedicados y avanzadas tecnologías para tratar tu afección y ayudarte a respirar con facilidad de nuevo. No dejes que los síntomas controlen tu vida. ¡Contáctanos hoy y respira de nuevo!

¿Quieres saber más sobre nuestros tratamientos y consejos? Únete a nosotros en redes sociales, estamos en Facebook e Instagram. ¡Te estamos esperando!

¿Le ha resultado útil este post?

Haga clic en una estrella para puntuarlo

Valoración media 5 / 5. Recuento de votos: 1

¡No hay votos hasta ahora! Sea el primero en valorar este post.

zigomat
zigomat

Buscar en Zigomat

SOLICITA

información!

Facilitándonos sus datos está de acuerdo con que contactemos con usted para informarle y darle una cita, como se refleja en el nuestro apartado de ley de protección de datos

HORARIO

lunes a jueves

viernes

datos de contacto

Teléfono

“Así nace Zigomat, un centro multidisciplinar que integra Cirugía Maxilofacial, Odontología, Otorrinolaringología y Estética Facial donde ofrecemos un diagnóstico completo y diferentes alternativas de tratamiento